Fernando Aramburu y Xavier Bosch triunfan en Sant Jordi

El escritor Fernando Aramburu

Fernando Aramburu y Xavier Bosch fueron los dos autores más vendidos en Sant Jordien castellano y catalán, respectivamente, hasta las 18.30 horas del pasado domingo, según los datos facilitados por el Gremio de Libreros de Cataluña.

La novela Patria de Fernando Aramburu, que llegaba al Sant Jordi con el Premio Nacional de la Crítica en lengua castellana, se proclamó  ganadora de la jornada.

El triunfo de Aramburu convirtió la jornada en el Sant Jordi más patriótico, y no es casual que tras ser distinguido el pasado sábado en Soria con el Premio Nacional de la Crítica, reibiera el apoyo de los directivos del Grupo Planeta José Manuel Lara y José Creuheras.

En su primer Sant Jordi, el autor no ha podido disimular su "emoción" y en el trasiego entre librería y librería confesaba que se sentía cual "Charlot de 'Tiempos modernos'".

En castellano, tras Aramburu, los libros más vendidos fueron Tierra de Campos, de David Trueba (Anagrama), El monarca de las sombras, de Javier Cercas (Literatura Random House), El Laberinto de los Espíritus, de Carlos Ruiz Zafón (Planeta) y No soy un monstruo, de Carme Chaparro (Espasa).

Las obras Patria, de Aramburi y Nosaltres dos, de Bosch fueron las más vendidas.

En catalán, no ha habido muchas sorpresas y tras Nosaltres dos, de Xavier Bosch (Columna) aparecen como novelas más vendidas Rosa de cendra, de Pilar Rahola (Columna), Un home cau, de Jordi Basté y Marc Artigau (Rosa dels Vents), Quan arriba la penombra, de Jaume Cabré (Proa), y La senyora Stendhal, de Rafel Nadal (Columna).

En no ficción, 50 palos, de Pau Donés (Planeta), Hijos del Nilo, de Xavier Aldekoa (Península), La magia del orden 1, de Marie Kondo (Aguilar), Escape Book, de Ivan Tapia (Lunwerg) y Pablo Escobar, mi padre, de Juan Pablo Escobar (Península) han sido los libros de no ficción más vendidos en castellano según los libreros.

En catalán, los libros de no ficción más comprados han sido: La vida que aprenc, de Carles Capdevila (Arcadia/Atmarcadia), Taula i Barra, de Quim Monzó (Libros de Vanguardia), Només seran quatre gotes, de Mònica Usart (Bridge), El cavaller Floïd, de Genís Sinca (Proa), y La gran teranyina, de Roger Vinton (Edicions del Periscopi).

En cuanto a los libros infantiles y juveniles, La máscara del troll, de El Rubius (Temas de Hoy), y La llegenda de Sant Jordi, de Emma Martínez (Estrella Polar), han sido los títulos más vendidos en castellano y catalán, respectivamente.

El Gremio de Libreros de Cataluña ha hecho una valoración muy positiva de "un Sant Jordi excepcional en cuanto a la participación ciudadana" y "el buen tiempo y las ganas de cumplir con la tradición han hecho que haya habido una gran participación ciudadana".

Las ventas de libros se repartieron durante todo el fin de semana y, según el presidente del Gremio de Libreros de Cataluña, Antoni Daura, "el hecho de caer en un día festivo en ningún caso ha supuesto una disminución de la participación y la gente ha seguido saliendo a la calle para cumplir con la tradición de Sant Jordi".

Se mantuvo la tendencia de comprar más de un libro por persona

A pesar de que las cifras definitivas de ventas y facturación no se conocerán hasta el próximo jueves 27 de abril, "la sensación es que la tendencia ha sido positiva durante sábado y domingo, con una buena cifra de ventas ya durante el sábado".

En Barcelona y su área metropolitana, la zona centro ha sido la que ha recibido más visitantes en las calles cercanas a la Plaza Cataluña y la Rambla de Cataluña, Paseo de Gràcia y Las Ramblas.

La jornada festiva y el amplio abanico de actividades que se llevaron a cabo hicieron que el ambiente festivo se repetiese en la mayoría de capitales de comarca y otras poblaciones catalanas.

Como en años anteriores, se mantuvo la tendencia a comprar más de un libro por persona y a que no haya uno o dos libros destacados, sino un amplio abanico de títulos entre los que la gente elige.

La mañana y mediodía fueron muy animados en la mayoría de las localidades y después de la pausa para comer la tendencia positiva se repitió, subrayó el Gremio.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora: