Los 10 países de América Latina donde la gente está más endeudada

Un reciente informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) indica la situación económica de los hogares en distintas partes del mundo, incluida América Latina.

Según un informe publicado esta semana, en los últimos años, el endeudamiento de los consumidores en América Latina ha aumentado rápidamente desde un 15 % en 2013 a un 20 % en 2016 como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB).

El ‘ranking’ de los 10

Si tomamos los 10 países con mayores niveles de deuda los dos extremos de la tabla los ocupan Estados vecinos. Mientras que Chile se ubica como el que tiene el mayor endeudamiento por hogar con 42 % en relación al PIB, Argentina alcanza el porcentaje más bajo con apenas el 4 %.

Detrás de los chilenos aparecen Panamá (38 %) y Costa Rica (35 %) completando los tres con mayores niveles de deuda. Un poco más abajo quedaron Brasil con el 27 % y Colombia con el 25 %. Completan la decena Bolivia (19 %), México (15 %), Uruguay (10 %) y Paraguay (7 %).

Si bien estos números aislados no pueden explicar la situación económica de cada país, permiten comprender mejor la realidad de las personas.

Los 10 países de América Latina donde la gente está más endeudada Las políticas de austeridad que retoman fuerza en América Latina incrementan la pobreza, según la organización humanitaria internacional Oxfam.

 

¿Deuda buena o deuda mala?

El economista de la Universidad de Buenos Aires (Argentina) Pablo Wahren explicó que “el endeudamiento personal es un fenómeno que crece a partir de la década de 1970, cuando cambia la forma en que se organiza el sistema económico mundial”.

En ese período, “se pasa de un estado de bienestar caracterizado por salarios altos a un neoliberalismo con diferencias salariales muy grandes entre puestos calificados y no calificados”.

La adquisición de deudas entonces “viene a cubrir la deficiencia del salario que se genera” y una parte del “excedente” vuelve al sistema “en forma de deuda y de esa manera se financia la demanda”.

Desde su perspectiva, Wahren estimó que “es una rueda que de alguna manera funciona pero tiene sus riesgos”. Es que si de pronto “los que prestaron dejaron de hacerlo, el sistema no se puede sostener”.

Sobre el caso puntual de Chile, halagado por distintos economistas y el FMI, el experto de la UBA tiene una opinión diferente. Si bien es cierto que “la mayoría de los indicadores macroeconómicos le dan bien”, es un país “muy desigual”. “El índice de Gini, que es un indicador que se usa para medir la desigualdad, es en Chile un 7,4 % más alto que el promedio de América Latina”, apuntó.

Además, recordó que, a pesar de que Chile es un Estado donde se aplica el modelo neoliberal, “tienen su principal producto de exportación, el cobre, en manos del Estado”. “Con lo cual es un neoliberalismo muy particular”, concluyó.

fdd/ctl/fmk/rba