En Ciudad Juárez “seguir a Jesucristo” tiene un significado distinto

Bajan-muertes-de-migrantes-en-El-Paso politicamain

Los polleros independientes que trabajan fuera de las organizaciones criminales, se han inventado frases para señalar en clave, puntos estratégicos en el trayecto hacia el sueño americano.

Cuando llegas a Ciudad Juárez con el objetivo de cruzar la frontera hacia El Paso, sin documentos, las frases “Sigue a Jesucristo” o “Encuentra a la virgen María” no significan que te pongas a rezar. Aquí, esas dos frases quieren decir “sube un cerro y escóndete en una casa de seguridad al otro lado del Río Bravo”.

En el camino hacia Estados unidos, en ambos lados de la frontera, los indocumentados se encuentran con símbolos de la fe católica: cruces, estatuas de Cristo, de la virgen de Guadalupe, capillas, iglesias y misiones. Pero junto con eso vienen las amenazas, extorsiones, golpizas y asesinatos.

Las agencias de inteligencia dicen que el Cártel de Sinaloa se ha quedado con el negocio del tráfico de drogas a Estados unidos en esta región, sin embargo, el de tráfico de personas sigue a manos de sus enemigos, el Cártel de Juárez. En este ambiente hostil, los polleros independientes que trabajan fuera de las organizaciones criminales, se han inventado frases para señalar en clave, puntos estratégicos en el trayecto hacia el sueño americano.

Del lado mexicano de la frontera, frente al seco Río Bravo que divide a ambas ciudades, Chuy Cruz un pollero de 58 años ofrece misa en un albergue cristiano, donde además de ser pastor, sirve como punto de contacto para los futuros indocumentados mexicanos o centroamericanos.

Durante dos días acompañé a Chuy a recorrer los principales puntos por donde cruza gente a El Paso, Texas o a Nuevo México y me explicó el verdadero significado de seguir a Jesucristo en estas tierras.

 ¿Estamos en problemas si me dice dónde están estos puntos de cruce?

No hay cuento si te digo dónde están y hasta cómo los cruzamos, que al cabo pronto los cambiamos y encontramos otros lugares. Si los tapan, hacemos otros o los buscamos.

El primer punto que me muestra Chuy, es un túnel de entre diez y 12 metros de largo con una altura de 1.5 metros que atraviesa la pared norte del lecho del Río Bravo a la altura de Anapra, y tiene salida en El Paso, por una alcantarilla pegada al gigantesco muro fronterizo metálico, instalado en 2009. Aquí es territorio de La Línea (al servicio del Cártel de Juárez), quienes controlan el negocio de los indocumentados.

¿Cuáles son las indicaciones que les da a los indocumentados a partir de este punto?

Para que sepan a dónde llegar exactamente les digo: “Cuando salgas por la alcantarilla, cruza el I-10 [la carretera] corriendo. Busca a la virgen de Guadalupe, cuando ya cruces”. Allá en el otro lado, enfrente de utEP [universidad de texas en El Paso], está una casita que controlamos nosotros y tiene un estampado de la virgen de Guadalupe, grandote, en una pared que da para acá.

¿Cuánto cobran por cruzar personas?

El viaje lo hacemos de mínimo seis personas, para que valga la pena el riesgo. Se les cobra de 500 a cinco mil dólares, depende de lo que anden buscando y a dónde vayan en Estados unidos o los días que se vayan a quedar en la casita. Ese es el precio porque tenemos que reportar una parte a nuestros jefes, y pagarle a los chavalos que andan por aquí que usamos como distractores para que la Patrulla Fronteriza no nos agarre.

Este territorio no lo controla ningún cártel de la droga, como los demás. Pero aquí lo difícil es el calor, el hambre, la sed y los accidentes. Nos toma unas cinco horas subir y bajar esta montaña, pero así es como nos la rifamos.

El segundo punto se encuentra kilómetros más hacia el oeste de la ciudad hasta llegar a Rancho Anapra, una zona sin servicios básicos de agua y donde gran parte de la población infantil de la colonia muestra desnutrición. En el cruce de la calle Cangrejo y ostra se extiende un sendero malformado y rocoso que sube hasta el Cerro de Cristo Rey, la montaña más alta en la frontera sobre la cual se encuentra una cruz que mide unos cinco metros.

 ¿Aquí cuál es la señal?

Aquí les decimos que sigan a Jesucristo, pero que primero se van a encontrar a la virgencita de Guadalupe. A la mitad del recorrido se van a encontrar con una pequeña estatuilla de la virgen y dos horas después está la cruz del Cristo Rey y ahí comienza la bajada hasta Sunland Park [Nuevo México].

¿Y si cruzan por aquí a dónde llegan?

Ahí abajito está la misión católica de San Martín de Porres. Ahí pueden hacer una llamadita a sus familiares que están de aquel lado para que los recojan. también el padre siempre se porta bien y les da agua o lo que necesiten.

El tercer punto es el desierto de Palomas, Chihuahua-Columbus, Nuevo México. Ahí el riesgo es de perderse entre la gigantesca planicie seca. Hay que caminar durante dos días para rodear los retenes de la Patrulla Fronteriza y llegar a la ciudad de Columbus por un costado. En este punto no hay una casa o una iglesia que los reciba. Los indocumentados llegan a la ciudad y ahí comienzan una travesía solitaria.

¿Qué tan difícil es cruzar por esta zona?

Aquí se pone difícil porque no traemos GPS ni nada de eso. Los llevamos hasta darle la vuelta a todo Palomas. Aquí no hay malla, ni bardas, ni nada, el cruce está casi libre, pero porque el desierto está cabrón, es la muralla más grande que hay.

Hay unos que traen celular, pero se los quitamos porque los satélites nos encuentran de volada, aunque los apagues. Hay que destruirlos o no traerlos.

Con Chuy llegué hasta la línea de cruce. No me atreví a cruzar sin antes preguntarle a Ramiro Cordero, el vocero de la Patrulla Fronteriza en El Paso, texas, qué me esperaba si cruzaba junto a un pollero pero con mi visa en mano. Me dijo que me pasaría lo mismo que a los demás, una chinga y la cárcel, pero que además me quitaban mi pasaporte. Aún así, Ramiro es consciente de algo: “La gente va a seguir haciendo intentos por cruzar y nosotros por detenerlos. Si ven que es difícil por un lado, encuentran otro, pero si los agarramos saben que tendrán consecuencias”.

Leer Más: http://www.animalpolitico.com/2013/07/en-ciudad-juarez-seguir-a-jesucristo-tiene-un-significado-distinto/#ixzz2ZiA5GSxZ